xCarrito

Envíos gratis en compras superiores a 50€

No hay productos en el carrito.

Continuar comprando

Cuando se trata de la salud es muy importante informarse adecuadamente y prestar atención a la fuente de información. Si no son empresas especializadas o no cuentan con los conocimientos necesarios, pueden intentar vendernos dispositivos inadecuados.

Muchas veces habréis escuchado a alguien referirse a audífonos cuando en realidad eran amplificadores de sonido. Algunas empresas realizan publicidad engañosa que pude ocasionar comprar erróneas.

Por esa razón, desde TodOído queremos exponer cuál es la diferencia entre un audífono y un amplificador de sonido.

Principalmente, se diferencian en el tipo de uso que se da a estos dispositivos, pero hay muchas más disimilitudes. ¡Vamos a verlas!

Diferencia entre audífono y amplificador de sonido

¿Alguna vez se ha preguntado cuál es la diferencia entre un audífono y un amplificador?

Según la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios) los audífonos y amplificadores de sonido, se encuentran sometidos a distintas normativas ya que su finalidad de uso es diferente. Deben responder de manera diferente a requisitos de seguridad, eficacia, calidad e información y a diferentes procedimientos de evaluación y control.

¿Qué es un audífono y para qué sirve?

Un audífono es dispositivo sanitario que procesa los sonidos y se destina a compensar problemas auditivos.

Antes de utilizar un audífono, debe ser adaptado por un profesional especializado y se requiere una prescripción por un médico especialista en otorrinolaringología o por un audioprotesista.

Además, como se trata de un dispositivo sanitario de clase IIa debe cumplir con la normativa de productos sanitarios.

tienda de audífonos online

En cuanto a la venta de audífonos, solo podrán venderlos los negocios autorizados por las autoridades sanitarias de las comunidades autónomas. TodOído es un Centro Auditivo totalmente autorizado para la venta de audífonos. También nos encargamos de reparar todas las marcas y modelos de audífonos.

¿Qué son y para qué sirven los amplificadores?

Un amplificador de sonido es un producto electrónico que incrementa el sonido en situaciones concretas, para personas que NO tienen problemas auditivos.

Estos aparatos están diseñados para personas con una audición normal, pero que buscan incrementar los sonidos en ciertas situaciones.

Un ejemplo clave es cuando el ruido de ambiente puede interferir en las conversaciones. O para ver la televisión cuando otra persona está durmiendo.

El amplificador de sonido también puede utilizarse cuando queremos captar sonidos difíciles de percibir, como en actividades determinadas como la caza.

accesorios para audífonos

Como no se trata de un aparato que se utilice para compensar deficiencias auditivas, no requiere autorizaciones especiales para comercializarse. Puede venderse en, tiendas de electrónica, Internet, teletienda, u otros establecimientos de venta sin autorización sanitaria

Se rige por la normativa de aparatos eléctricos, ya que NO es un producto sanitario.

¡IMPORTANTE! Los amplificadores de sonido deben utilizarse con moderación, y durante periodos breves de tiempo ya que si se usan de forma prolongada pueden ocasionar daños auditivos.

Diferencia entre audífono y amplificador

La principal diferencia entre audífono y amplificador se encuentra en el tipo de uso que se le vaya a dar. El audífono es un instrumento médico cuyo propósito es compensar una deficiencia auditiva, y está destinado a personas con problemas de audición. Mientras que el amplificador es un dispositivo electrónico que se usa de forma puntual para determinadas situaciones.

Además, el audífono requiere de prescripción médica para su uso, y debe realizarse un estudio auditivo previo. El amplificador puede utilizarse sin necesidad de evaluarse audiológicamente, ya que no busca cubrir una deficiencia y su uso debe ser casual.

En todo somos expertos en audífonos de todas las marcas:

Estos dispositivos también se diferencian en su procesamiento y tecnología. Los audífonos modifican el sonido entrante para que sea más dinámico según las necesidades del paciente. Deben ser ajustados por profesionales autorizados que atiendan al tipo de sonido y frecuencias para el usuario.

Por otro lado, los amplificadores de sonido son más sencillos y funcionan mediante controles de volumen ajustados por el propio usuario.

Los amplificadores normalmente no disponen de servicio de reparaciones. Lo habitual es que cuando se estropeen se cambien por otros. En cambio, si los audífonos sufren una deficiencia importante, disponen de servicio técnico de reparaciones en un centro auditivo de calidad como es TodOído.

Otra diferencia entre audífono y amplificador de gran relevancia es la posibilidad de ofrecer funciones adicionales. Sólo el audífono integra utilidades específicas como el control de pitido, acentuación de la voz frente a sonidos de ambiente, e incluso localización del origen del sonido.

Recomendaciones

En un principio, puede parecer que el audífono y el amplificador de sonido son lo mismo, pero como acabamos de explicar, no lo son.

Es fundamental entender que un audífono es un producto sanitario, mientras que los amplificadores NO.

 

compra online

Si experimenta cualquier señal de pérdida auditiva, lo primero que debe hacer es acudir a un especialista para un diagnóstico médico. Puede realizarte un test auditivo gratis aquí.

Si no acude a un especialista, se estará impidiendo la detección de patologías auditivas de diferente nivel de gravedad, lo que puede traer consecuencias muy perjudiciales.

Es decir, puede que no escuche adecuadamente porque tiene un tapón de cera, o puede que problema sea más grave y ocasione repercusiones graves para sus oídos.

Además, es esencial que antes de utilizar un audífono, preste atención a las recomendaciones de un profesional especializado en audiología. Si no se evalúa correctamente al paciente, y se adapta el audífono a sus necesidades, puede producirse un trauma acústico en el oído.

Por lo tanto, según la AEMPS:

  1. Si manifiesta problemas auditivos acuda a un especialista en otorrinolaringología (ORL), para un diagnóstico.
  2. En el momento de adquirir el audífono diríjase exclusivamente a Centro Auditivos o Gabinetes de Audioprótesis autorizados para la venta de audífonos.
  3. Siga las recomendaciones del personal sanitario especializado, el cual le realizará la evaluación audiológica y si efectivamente necesita un audífono, adaptará el dispositivo según sus necesidades.
  4. Si, por el contrario, su audición es normal y quiere o necesita usar amplificadores de sonido en determinados momentos, lea y siga minuciosamente las indicaciones y precauciones de los mismo. Evite su uso prolongado.
  5. Si su audición no es la adecuada y tiene problemas auditivos NO utilice amplificadores. La AEMPS desaconseja utilizar amplificadores para compensar deficiencias auditivas.
Abrir chat
👋 Quiero más info ..............