xCarrito

Envíos gratis en compras superiores a 50€

No hay productos en el carrito.

Continuar comprando

¿Cómo se comporta un niño que no escucha bien? 🧒🏼🍭

Los niños están expuestos a muchos factores de riesgos para su salud auditiva. A diferencia de un adulto, un niño no va a decirte directamente que no escucha bien o que quiere ir a revisar su audición. Es responsabilidad de los padres detectar comportamientos que puedan indicar que el niño no escucha adecuadamente.

En el artículo de hoy veremos algunos indicios de una posible hipoacusia infantil.

Hipoacusia en niños

Los niños pueden experimentar pérdida de audición en cualquier momento de su vida, desde el nacimiento hasta la niñez posterior. Estos problemas auditivos pueden derivar de un componente genético u otros factores como virus o infecciones del oído.

Está demostrado que la mayoría de los niños con pérdida auditiva nacen en familias que NO tienen antecedentes de problemas auditivos, por lo que nunca hay que confiarse.

La mayoría de los problemas auditivos infantiles se podrían haber evitado de haberlos detectado a tiempo.

La pérdida auditiva o hipoacusia infantil puede tener consecuencias graves y afectar la capacidad del niño para desarrollar el lenguaje, el habla, las habilidades sociales y la educación del niño.

TodOído Centro Auditivo Coruña

Cuanto antes se detecte y se corrija el problema más fácil será que el niño desarrolle todo su potencial, ya que se evitarán limitaciones de comunicación y socialización.

Por todos estos motivos es fundamental llevar a los niños a revisiones auditivas periódicas y prestar atención a su comportamiento para detectar posibles indicios de hipoacusia infantil.

¡Lleva a tus hijos a revisar su salud auditiva! No lo haces por ti, lo haces por ellos. 💚👩‍⚕️

 

Como se comporta un niño que no escucha bien

Podemos deducir que no escucha correctamente a través de la observación de una serie de signos o comportamientos.

Signos de problemas de audición en bebés

Es posible que los bebés y niños pequeños con pérdida auditiva no reaccionen con normalidad a los sonidos o no se sobresalten con el ruido. A medida que crecen, pueden tener dificultades para seguir instrucciones, retrasarse en el habla y tener dificultades de comunicación, y mostrar signos de problemas de comportamiento.

 

Los indicios más habituales de sordera en recién nacidos (hasta 3 meses) son:

  • No reaccionar normalmente a los sonidos.
  • No sobresaltarse con ruidos fuertes
  • No despertarse o moverse con sonidos cercanos cuando duerme en una habitación silenciosa
  • Problemas para localizar la fuente del sonido o las voces
  • No reconoce la voz de sus padres, ni si quiera cuando se le sostiene en brazos.

Desde los 4 meses hasta los 7 meses:

A esta edad los niños suelen mover los ojos hacia la dirección de la que proviene el sonido y utilizan la voz para indicar placer o incomodidad. También empiezan a sentir los juguetes que hacen sonido y prestan atención a la música. A esta edad comienzan los balbuceos más parecidos al habla y hacen sonidos de gorgojeo.

Si observas que tu hijo no realiza estos comportamientos, te recomendamos que hables con su pediatra o reserves una cita previa para realizar un estudio de la salud auditiva de tu bebé.

Desde los 7 meses al año:

Durante esta etapa el niño se gira por completo en la dirección de la que provienen los sonidos y escucha cuando se le habla. Empieza a reconocer palabras comunes (zapato, taza) y disfruta de juegos musicales. También utilizará el habla o sonidos que no sean el llanto, para llamar la atención y empezará a imitar sonidos del habla.

A los 9 meses, tu bebé entiende palabras simples como “mami”, “papá”, “no”, “adiós” y su propio nombre. A los 10 meses, el balbuceo de tu bebé debería sonar como un habla, con series de sílabas individuales (“da-da-da-da”)

A diferencia de un adulto, un niño no va a decirte directamente que no escucha bien o que quiere ir a revisar su audición. Es responsabilidad de los padres detectar comportamientos que señalen que el niño no escucha adecuadamente.

Desde 1 a 2 años:

Un niño de esta edad con buena audición escuchará con atención cuentos sencillos, canciones y rimas. Sabrá señalar partes del cuerpo cuando se le pregunte, e imágenes de un libro cuando se nombren.

También sabrá seguir comandos simples y entender preguntas. Comenzará a responder algunas solicitudes como ‘’¿Quieres más?’’ o ‘’Ven aquí’’.

Cada vez irá diciendo más palabras (incluso dos juntas) y empezará a utilizar preguntas de una o dos palabras.

Mi bebé no se sobresalta con los ruidos 👶🏻 ¿Qué puedo hacer?

Si te preocupa la audición de tu bebé, es importante que hables con su pediatra de inmediato. Lo más recomendable es una evaluación auditiva para bebés por parte de un equipo de audiólogos profesionales.

Si has observado que tu hijo no cumple con los comportamientos descritos anteriormente, o muchas veces te has llegado a preguntar ¿por qué mi bebé no se sobresalta con los ruidos?, debes tomar acción y revisar la salud auditiva de tu hijo.

En nuestro centro auditivo, realizamos un estudio completo de la audición para identificar, tras una serie de pruebas, qué tipo de pérdida tiene el niño y en grado se encuentra. También te ofreceremos distintos tratamientos para solucionar el problema auditivos de tus hijos. Ponte en contacto con nosotros y te informaremos sin compromiso.

¿Cómo saber si un niño de 3 años oye bien?

A esta edad los niños empiezan el colegio, por lo que, si un niño no escucha bien, empezará a mostrar signos de pérdida auditiva en el entorno escolar:

  • No sigue órdenes sencillas, como “coge tus zapatos”, ni entiende instrucciones sencillas.
  • Se frustra fácilmente o experimenta fallas en la comunicación
  • Se está quedando atrás con las habilidades del habla y la comunicación.
  • No puede entender lo que está diciendo a menos que lo estén mirando directamente.
  • No se puede identificar de dónde provienen los sonidos
  • Está agotado al final de la escuela por concentrarse para entender el habla.
  • Muestra signos de problemas de comportamiento o dificultades sociales.
  • Experimenta problemas para mantenerse al día en la escuela o calificaciones bajas

 

A diferencia de un adulto, un niño no va a decirte directamente que no escucha bien o que quiere ir a revisar su audición. Es responsabilidad de los padres detectar comportamientos que señalen que el niño no escucha adecuadamente.

En la mayoría de los casos, la pérdida de audición se puede corregir. Merece la pena informarse sobre los posibles signos de hipoacusia infantil, y acudir a un centro auditivo para revisar la salud auditiva de tus hijos de forma periódica.

También es muy importante proteger la audición de los niños cuando estén expuestos a ruidos que puedan perjudicarles. En nuestra tienda online puedes encontrar orejeras auditivas para niños y protectores auditivos para bebés.

Si tus hijos no escuchan correctamente, en TodOído nos encargamos de hacerle una primera revisión auditiva gratis, y a partir de los resultados, le ofreceremos el tratamiento que mejor se adapte a él y a vuestras necesidades.

¡No esperes más! 👉 Pide tu cita hoy mismo. Y si tienes alguna duda, puedes contactar con nosotros directamente por WhatsApp

👋 Quiero más info ..............