La audiometría es una parte del examen auditivo. Con ella medimos la capacidad de cada oído a la hora de percibir vibraciones sonoras. Estos sonidos son de tono e intensidad variable. Siempre ha de realizarse en una cámara estanca, como puede ser una cabina, estudio o habitación insonorizada evitando así la filtración de sonidos externos.

Durante este estudio también se realizan otras pruebas audiológicas, entre ellas: la otoscopia, la anamnesis, la logoaudiometría, la timpanometría y el reflejo estapedial.

La audiometría es la base de cualquier estudio audiológico.

Diferenciamos dos tipos de audiometría, la tonal con la que comprobamos la capacidad de recibir sonidos y la verbal ( logoaudiometría ) esta nos enseña el reconocimiento de los sonidos del habla.

Audiometría tonal

Para realizarla, debemos disponer de una cabina, cuarto o un despacho insonorizado, donde el paciente tomará asiento y se le colocaran unos auriculares. Estimularemos la vía aérea, se suele comenzar por el oído sano y o en su defecto el oído derecho. Medimos el umbral de audición comenzando en la frecuencia 1000Hz y se va variando la intensidad en intervalos de 5dB hasta que el paciente responda al estimulo o hasta llegar a los 120dB

Una vez realizado en ambos oídos, pasamos a estimular la vía ósea, cambiando los auriculares por la diadema ósea, esta es un vibrador que se coloca sobre la piel, detrás del pabellón auditivo y se lleva a cabo de la misma manera que la descrita anteriormente, con la diferencia de que las vibraciones sonoras las percibiremos a través del hueso.

Audiometría verbal (Logoaudiometría)

Esta prueba consiste en presentar una lista de palabras estudiadas fonéticamente y con intensidad diferente, que se le reproducen al paciente para que sean repetidas y poder realizar así un estudio de inteligibilidad, presentado en porcentajes según la comprensión de los fonemas.

Podemos realizar la prueba de forma oral y directa o bien usando medios electrónicos, es una prueba de comprensión sencilla y rápida. Debe también realizarse en un espacio insonorizado, para seguir evitando los sonidos externos.

 

Ya tenemos cita para revisión auditiva

Una vez tenemos la cita en nuestro centro de confianza, para nuestra revisión; el primer paso será la realización de la anamnesis, esto no deja de ser una conversación con usted, donde se le hará una serie de preguntas simples, para decirlo de algún modo más coloquial, sería una especie de pequeña entrevista entre el profesional y el paciente.

El único fin es el de recopilar información para su historia clínica; movilidad del paciente, visión que presenta, enfermedades o medicamentos habituales,… Este paso es importante. En caso de presentar carencia auditiva, gracias a estos datos se puede aconsejar la mejor solución y ofrecerle una ayuda que le permita ser lo más independiente posible en todo momento.

La otoscopia, es la primera prueba diagnóstica que se realiza, con ella descartamos cualquier tipo de desorden en el canal auditivo externo, como superaciones, inflamaciones, perforaciones timpánicas o los simples tapones de cerumen.

Una vez confirmado que el canal auditivo externo no presenta ningún desorden, procedemos a la realización de la audiometría tonal por vía aérea y a continuación por vía ósea, para terminar con la logoaudiometría. Aquí obtendremos un esquema que nos dirá que capacidad de audición presenta.

Realizamos después una timpanometría, esta prueba nos dará a conocer las condiciones generales del oído medio y la movilidad del tímpano. Los datos que nos da concretamente es la resistencia que presenta la membrana timpánica y la cadena de huesecillos al paso de la energía sonora y para terminar con el estudió procedemos a estudiar el reflejo estapedial.

Una vez se tiene el examen de su audición realizado completamente, es donde valoramos que solución darle, dentro de su gusto, necesidad y economía. A día de hoy el mercado nos presenta diferentes audífonos que encajan perfectamente en un mismo problema auditivo, ofreciendo unas prestaciones similares y variando principalmente la estética y el coste.

En TodOído ponemos a su alcance todas las marcas del mercado.