Cuando convives con personas que padecen pérdida auditiva, afrontas un mundo totalmente diferente, tanto el que padece el problema como las personas que están a su alrededor.

Somos conocedores de que la persona está sufriendo una hipoacusia, disminución de la agudeza auditiva, cuando notamos que tiende a pedir que le repitan las cosas, la televisión pasa a tener más volumen de lo habitual y en muchas ocasiones nos percatamos de que la persona se aísla socialmente, creando una desconfianza en sí mismo y hacia los demás. En la mayor parte de los casos descubrimos el problema antes, en su ámbito familiar, que el propio afectado.

La pérdida auditiva no entiende de edades, ni de sexos, ni de categorías sociales, pero sí nos atrevemos a firmar que el 70% de los pacientes con hipoacusia unilateral o bilateral son personas de edad media-avanzada y cabe también mencionar que son los primeros en negar el problema o en restarle la importancia que requiere.

Somos conocedores que por norma general las personas de edades avanzadas son reacias al uso de las prótesis auditivas.

auditiva

Cuando dentro de nuestro núcleo familiar nos encontramos con un caso así, debemos de comunicarle a la persona lo que estamos observando y recomendarle hacer una audiometría, para valorar la audición, descartar diversas patologías que puedan estar afectando al oído, observar el canal auditivo por si presenta un tapón de cerumen ya que influye en el sonido que percibimos. En nuestro centro auditivo en A Coruña realizamos las revisiones totalmente gratuitas.

Mayoritariamente por viejas leyendas vinculadas a los amplificadores de antaño, nos topamos con personas de edad avanzada reacias al uso de prótesis auditivas, pero debemos saber que cuando se niegan a realizar el estudio o a probar los audífonos, que hay actualmente en el mercado, lo único que podemos hacer es comprender la situación personal. No hay solución más nefasta que la de un paciente negativo.

¿Qué hacer ante un familiar con problemas auditivos y que sea reacio a buscar ayuda profesional?

Debemos de ser conocedores de todas las opciones que existen en el mercado actual, para facilitarles el día a día, pues no solo existen los audífonos.

 Se dispone de un amplio abanico de soluciones técnicas para facilitar la inteligibilidad de la palabra durante el uso de la televisión, la radio, el teléfono…

“Escucho pero no entiendo”

En TodOído os queremos dar unas pautas para poder facilitar la situación y favorecer la comprensión auditiva tanto con el usuario de prótesis auditivas como el que  presenta un problema de audición y no las usa.

  • Llamar la atención de la persona antes de comenzar la conversación.
  • Colocarse siempre frente a la persona y con visualización directa.
  • Hablar de una forma moderada.
  • No gritar, intentar vocalizar lo máximo posible.
  • Evitar siempre el ruido de fondo.
  • Gesticular y/o señalar al mismo tiempo que hablamos.

Nuestro equipo profesional comprende que no todos quieren o pueden hacer uso de las ayudas técnicas, nosotros intentamos ponernos siempre del lado más humano posible, buscando y facilitando la solución más adecuada a sus necesidades auditivas, sociales y económicas.

Si presenta alguno de estos síntomas que mencionamos a continuación, debe pedir cita con su profesional auditivo de confianza, para evitar que el problema vaya a más:

  • Nota que no comprende la televisión o la radio.
  • Le cuesta entender por teléfono.
  • No capta la palabra en sitios de ruido.
  • Pide que le repitan las palabras.

Ponemos a su alcance todas nuestras ayudas técnicas para solucionar su problema y así mejorar su calidad de vida.